Televisa registró ventas por USD 1.458 millones en el tercer trimestreTelevisa posts third quarter sales of USD 1.46 billion

El grupo mexicano Televisa registró un aumento del 8,1% anual (en moneda local) en sus ventas consolidadas al cierre del tercer trimestre, las cuales ascienden a USD 1.458 millones. En el mismo período de 2012, había totalizado USD 1.349 millones.

“Este incremento es atribuible al fuerte crecimiento de nuestros negocios de contenido y distribución”, explican desde la compañía. Las ventas por contenidos llegaron a los USD 683,6 millones en este trimestre (USD 649 millones había registrado en el mismo período de 2012), mientras que las ventas por TV paga (el DTH Sky y las compañías de TV por Cable Cablevisión, Cablemás y TVI) y Telecomunicaciones estuvieron en USD 657,9 millones (en el tercer trimestre del año pasado se había totalizado USD 591,8 millones).

Además, Televisa reportó ganancias por USD 204 millones en el tercer trimestre. Esta cifra es bastante inferior a la del mismo período de 2012 cuando logró USD 250 millones. Las causas fueron las pérdidas cambiarias, los impuestos y un aumento en los gastos financieros, detalló la empresa.Mexican group Televisa has recorded an annual increase of 8.1% (measured in local currency) in consolidated sales to USD 1.46 billion at the end of the third quarter. Net sales in the same period of 2012 totalled USD 1.35 billion.

“This increase can be attributed to the strong growth of our content and distribution businesses,” the company explained. The sale of content reached USD 683.6 million in this quarter (it recorded USD 649 million in the same period of 2012), while sales of Pay-TV (DTH Sky and the cable TV companies Cablemás, Cablevisión and TVI) and Telecommunications were USD 657.9 million (up from USD 591.8 million in the third quarter of last year).

Overall, Televisa reported third quarter earnings of USD 204 million, significantly lower than the same period of 2012 when it reached USD 250 million. The company blamed the fall on currency exchange rates, taxes and an increase in financial expenditure.