Argentina aprobó la convergencia en el sector de telecomunicacionesArgentina approved convergence in the telecommunications market

La Cámara de Diputados de Argentina aprobó el proyecto de ley Argentina Digital -la Cámara de Senadores ya había dado el visto bueno la semana pasada- y concretó la convergencia en ese país para los servicios de telecomunicaciones. De esta forma, las telefónicas podrán brindar servicios audiovisuales, aunque no están autorizadas a prestar TV Satelital.

“El objetivo es universalizar el acceso a la tecnología de la información y de las comunicaciones”, aseguró el Presidente de la Comisión de Comunicaciones e Informática, Mario Oporto. La ley también obliga a los operadores a suministrar acceso e interconexión a otros prestadores, desde redes troncales hasta bocas de acceso a los hogares.

Por otro lado, la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) aprobó el plan de adecuación a la Ley de Medios de la señal de TV abierta Telefé (canal 11). De esta manera, Telefónica seguirá siendo propietaria de la emisora y conservará también seis canales del interior de ese país, aunque para ajustarse al límite del 35% de cuota del mercado deberá deshacerse de las señales que posee en las ciudades de Bahía Blanca y Neuquén.Argentina’s Representative Chamber approved the Argentina Digital bill -the Senators Chamber had already approved the motion last week- and thus achieved the telecommunications convergence in that country. Phone companies will now be able to provide audiovisual services, although they are not authorized to provide Satellite TV.

“The goal is to establish universal access to information technology and communications”, Mario Oporto, President of the Communications and IT Commission. The law also forces operators to provide access and interconnection to other providers, from backbone networks to access bays to homes.

On the other hand, the Audiovisual Communication Services Federal Authority (Afsca in Spanish) approved the adaptation plan to the Media Law of the FTA TV channel Telefé (channel 11). Thus, Telefónica will continue to be the owner of the broadcaster and will also keep six channels in the country’s interior, even though they will have to get rid of channels in the cities of Bahía Blanca and Neuquén in order to comply with a market share of 35%.